Cabecera VidaEnMoto

El timo de las ITV en España

Las incongruencias entre la DGT y las ITV las pagamos los clientes, nos vemos obligados a aceptar productos teóricamente aprobados pero que luego nos las ITV nos exigen modificar. ¿A qué jugamos?

Con la moto fina de fábrica y totalmente de serie llegó Paco a pasar su primera ITV. La primera en la frente: la moto no trae catadióptrico sobre la matrícula, lo que casi todos sabemos que es obligatorio. Sin él no pasas la ITV.
Pero hombre, ¿y por qué se permite vender la moto así en España si luego no pasa la Inspección Técnica de Vehículos? ¿es que nadie ha inspeccionado el vehículo antes de permitir ponerlo a la venta en España? ¿no está homologado? Que esto no es un juguete chino, ¡que nos jugamos la vida!

¿Sabes lo que es una Café Racer? ¿esas motos modificadas para parecerse a las deportivas británicas de los ´50 y ´60? claro, lo has visto en fotos. En Estados Unidos, en Europa y en Internet a cascoporro, porque las que ves en España sabes que se encuentran en una de estas dos situaciones:

  • Ha empezado por su cuenta y/o ha llevado la moto de origen a un taller a que le hagan la transformación y dejen una preciosa Café Racer inconducible de forma legal hasta que un ingeniero firme que esa moto cumple todos los controles de seguridad y homologación (como la moto de Paco). Y pueda de esta forma y con el documento en la mano, pasar por una ITV triunfal y recibir, previo pago de nuevo, la ansiada pegatina de “prueba superada”.
    Como imaginarás el ingeniero no vive del aire y barato precisamente no es.
  • Ha hecho las modificaciones por su cuenta o incluso ha entrado al taller, pero silva disimulando cada vez que pasa frente a una ITV o algún agente de las FyCSE, polis, vaya. Para entendernos, puede que la moto sea perfectamente segura o incluso mejor que de serie, pero como no ha pasado por caja no tiene permiso legal para circular y si le pillan le crujen.

Neumáticos Metzeler Tourance Next

Hoy me contaba Alberto Segovia, de Vespania que con las Vespas clásicas es de coña. Deberían poder llevar las motos (y coches) clásicos a ciertas estaciones de ITV especializadas, ya que, si es legal que circulen, su personal debería conocer las peculiaridades de cada marca y modelo o se quedarán con cara de haba.

– Cierto modelo de Vespa que tiene tres marchas.

– Otro modelo cuyo freno delantero (si no recuerdo mal) no conecta la luz trasera de freno, lo que deja al inspector boquiabierto y exige que se haga una operación de mecánica en la que se “truca” la moto en el sentido de hacerle algo para lo que no estaba pensada la misma. Y no es una operación fácil como pegarle un catadióptrico y a correr, ponle tú a hacer eso a un usuario medio de un turismo a ver qué te dice.

– La Ducati S2R de no sé qué año no trae célula de corte de encendido en la pata de cabra (ya sabes, parar el motor si la extiendes en marcha). Pues nada, esto sorprende al inspector.

– El otro que por qué le has quitado el embellecedor que va tras la matrícula. Pero vamos a ver, ese embellecedor no es más que éso, algo que no viene de fábrica, lo instala el concesionario para que le hagas publicidad gratuita mientras sujeta la matrícula, pero no es necesario ¡¡ni siquiera se vende como algo extra que se pueda comprar en las tiendas!!

– Una última anécdota me la contaron de un tipo que salió del concesionario Triumph de alguna ciudad española cuyo nombre no recuerdo. Había comprado allí con la moto y como extra las luces auxiliares anti-niebla (un pastón).
Iba tan feliz hasta que le paró un madero (no recuerdo el color de su uniforme) y quiso crujirle con una buena multa porque esos faros no estaban homologados, o al menos no aparecían como homologados en su Tarjeta de Inspección Técnica de Vehículos.
¿¡Cómo!? así que compro un elemento para aumentar mi seguridad y la del resto de habitantes de la vía ¿¿y me multan por ello??
Pues síp, quiso y lo hizo. Le crujió. Así que más tarde nuestro prota se dirigió al concesionario donde le dijeron que se les había olvidado hacerlo y lo completaron al momento, ahora sí iba seguro.

No pasa nada, todos tenemos olvido (si realmente lo fue), pero hombre, no es normal en este caso la actitud del madero. Tampoco lo es la de la ITV que te impide superar la prueba cuando llevas elementos de mayor calidad en la moto que lo que ésta trae de serie, como los amortiguadores Pata Negra que cambian las Vespas, ¿eh, Alberto? 🙂 o colas de escape homologadas para perder peso (lo del sonido va aparte), o intermitentes de leds infundibles en lugar de bombillas obsoletas y un largo etcétera.

Autor:

Subir


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VidaEnMoto