Cabecera VidaEnMoto

¿Por qué maxi-trail? (parte I)

El concepto de moda, la edad de oro de las Maxi-Trail. ¿Demasiado altas para el turismo y demasiado pesadas para el trail?

Cualquiera que sepa mínimamente de la conducción trail te dirá que lo más importante es el peso de la moto. Cuando vienes de la carretera lo que prima es la potencia y el par, pero en campo es mucho mejor tener menos peso con menos potencia que lo contrario.

Entonces, ¿por qué hay gente que se empeña en seguir haciendo trail con motos de 800cc e incluso más?

Triumph Tiger 800 sumergida en un charco de barro
Foto de Amelia Kamrad a Spurgeon Dunbar reventando la Tiger.

Hacer trail es disfrutar de pistas recónditas por paisajes increíbles, aunque también lo es sufrir un poco por roderas y tramos complicados y casi endureros. Guarrear en el barro, vadear riachuelos y recorrer tramos de enlace de asfalto disfrutando como no, de la curvas como el que más.

Esta disciplina está estrechamente ligada con el moto turismo, que obliga a recorrer largas distancias con más o menos carga de equipaje.

Triumph Tiger 800 roadie saltando

Esos tramos de enlace, esos desplazamientos hasta esas zonas maravillosas de montañas, ríos y demás no suelen estar al lado de casa. Para llegar hasta allí vamos a necesitar unas cuantas horas de moto tragando kilómetros de asfalto ya sea por autopista o, en el mejor de los casos, carreteras nacionales. Pues bien, en este punto inevitable es cuando todos esos kilos de menos nos restan confort, hasta el punto de que el desplazamiento puede ser realmente incómodo y nos «obligue» (con unas comillas enormes) a meter la moto en una fugoneta/remolque y nuestros culos en un coche. Ahí dentro, con otro espíritu, trasladamos nuestras motos hasta la chicha, hasta el punto donde empezará nuestro disfrute de verdad.

Triumph Tiger 800 en una feria

Pues somos muchos los que vivimos el trail como algo que nos obliga a llegar a esos puntos de disfrute encima de la moto y no remolcándola, ahí es donde entra realmente la importancia de una maxi trail, una moto que nos permita entrar al campo con garantías y un mínimo de disfrute pero que al mismo tiempo nos facilite el desplazamiento por carretera de la mejor forma posible. Disfrutando los kilómetros, con potencia en el puño, con disfrute de motor, sin ahogar la moto, sin extenuarla, sin agotarnos por el viento y haciendo del desplazamiento parte del disfrute del viaje.

Moto sobre remolque o furgoneta

Ojo, que transportar la moto en remolque o furgo tiene su punto, hay muchas ventajas en función del tipo de viaje. Pero no me digas que no te duele cuando ves una 1200 GS y una Africa Twin en el remolque con super maletas y todo el kit de viaje adventure.

Normalmente, el remolque o furgoneta tiene su principal razón de ser en el tiempo o la falta de él. Si yo quiero echarme el día en unas pistas a más de, no sé, hora y media de mi casa en moto (y otra y media de vuelta), con la Tiger ni me lo pensaría, pero las motos más pequeñas aguantan peor las largas distancias por motor (o falta de cilindrada) y estabilidad. Y luego está el piloto: falta de protección aerodinámica y la incomodidad de la postura de conducción. Tres horas de desplazamientos en un día más la parte de disfrute en esas motos es un palizón.

Si hubiera tiempo suficiente, esas tres horas de trayecto se disfrutarían al máximo buscando pistas y carreteras divertidas hasta llegar al punto. Pero normalmente las obligaciones nos obligan a aprovechar esas horas al máximo, ahí es donde entra la ventaja de transportar moto y piloto en un vehículo que mantenga los 120 por hora sin gasto de neumático de tacos, aprovechando hasta la noche y la comodidad del asiento y la temperatura controlada.

Comparativa de BMW GS 800 y Triumph Tiger 800 saltando

Continuará la semana que viene en ¿Por qué maxi-trail? (parte II)

Autor:

Subir


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

VidaEnMoto