Cabecera VidaEnMoto

10 chuches que deberían venir de serie

Muchas veces los fabricantes, los diseñadores, las marcas, etc. se olvidan de darle gusto al consumidor tradicional, al más práctico. Se centran en ganar nuevos clientes, en la vanguardia, el diseño y la tecnología y olvidan cosas básicas que si bien no son (absolutamente) necesarias, sí hacen la vida (mucho) más fácil. Hacen que nos veamos obligados a acudir a la industria auxiliar en busca de aparatos externos que se integrarán más o menos torpemente con el conjunto de la moto.

Estoy hablando de detalles que llevaban algunas motos clásicas o antiguas y que poco a poco se han ido perdiendo en aras del diseño, la modernidad y el peso, siempre adelgazando todo. Hay motos que no necesitan ser las más delgadas, no estoy hablando de ganar demasiados kilos, pero sí de que hay prioridades y hay ciertas funciones que compensan ese algo más de peso.
Las super deportivas han de llevar lo justo y necesario para ser las más rápidas en el circuito, pero una naked general (no una naked super deportiva de las modernas), las trails, las turismos, casi todas las demás podrían permitirse el lujo de un poco más de peso por ciertos componentes útiles de los de “toda la vida”, útiles elementales de los que no cuestan nada y facilitan mucho. Muchas veces sólo los encontramos en motos turísticas de muy alta gama a las que el público general no podrá acceder nunca. Paso a enumerar algunos que se me ocurren con la esperanza de que no caigan en saco roto:

  1. Indicador del nivel de gasolina. Parece que se va generalizando su uso, pero muchas motos “modernas” cuentan sólo con el aviso de reserva y unas barritas que van desapareciendo según se va agotando la misma. ¿Por qué no un chivato permanente donde poder consultar en todo momento cómo vamos de gasolina? en la industria auxiliar hay muchísima variedad (algunos realmente interesantes) y los precios son muy económicos; tradicionalmente utilizamos el marcador de distancia parcial, pero esto funciona porque cada vez que repostamos nos acordamos de ponerlo a cero. Así, nos hacemos una idea de cómo va de lleno el depósito si nos suele aguantar unos 200km y llevamos 190 sabemos que hay que ir pensando en parar. Pero esa medida es muy a grosso modo porque también sabemos que el consumo puede variar una barbaridad en función de nuestra conducción (más o menos agresiva o deportiva), carga de la moto (en solitario, a dúo o con maletas), carácter de la vía (autopista, ciudad, carretera revirada, lluvia, campo), mapas de conducción, etc.
    Indicador digital del nivel de gasolinaIndicador digital del nivel de gasolina

    Todas esas variables influyen en gran medida en el consumo de combustible, luego la distancia recorrida nos proporciona sólo “una pista” de cómo ira de lleno o no nuestro depósito de gasolina y sólo lo sabremos con seguridad cuando alcancemos la reserva, que puede llegar a ser demasiado tarde.
    Coño, ¿tanto cuesta un piloto, un testigo, una aguja marcando el nivel de gas que nos queda? puede ser por estética pero son muy pocas las motos que lo llevan y es algo que a nadie se le ocurriría no poner en un panel de control de un coche.

  2. Tacos anti caída. Tras comprar la moto y justo después de volver de la gasolinera es a donde todo motorista se dirige, a comprar unos tacos anti caída para salvaguardar motor y carenado de cualquier caida tonta. ¡¡¿Por qué no viene de serie y nos olvidamos?!!
  3. Puños calefactables en los lugares calurosos por las mañanas también puede hacer frío. Además esa moto puede viajar y no pasar toda su vida en el mismo calorcito.
    puños calefactables daytonapuños calefactables oxford
  4. Una pequeña guantera. Al igual que algunos de las anteriores, este detalle lo encontramos en grandes motos turísticas puras. Esta “tontería” puede servir para guardar el mando del garaje en el uso diario, unas monedas/tarjeta para el peaje, un trapito o goma para limpiar la lluvia de la visera del casco y un larguísimo etcétera. ¿Qué hemos hecho? substituirlo por una riñonera o un bolsillo, ambos de más difícil (o imposible) acceso en marcha.
    Meto en el mismo apartado el valiosísimo espacio bajo el asiento. Aunque sea poco, sólo para documentos, llaves, herramientas de serie y móvil (cartera, gafas, tabaco, mechero u otras utilidades habituales también estaría bien dejarlas ahí y no llevarlas abultando peligrosamente en la cazadora). ¡¡Hay algunas motos en que ni las herramientas les cabe!!
    En serio, saquen un pequeño hueco de donde sea, en combinación con el colín o hacia el motor, su cliente lo agradecerá muchísimo.
    Alternativas:

    Bolsa sobre depósito motoBolsa de pierna de pielBolsa de pierna
  5. Control de crucero. Vale, lo llevan algunas Harleys y BMW´s de alta gama y precio, los pijos de las motos. La instalación en otra moto puede rondar los 300/400€. ¿Alternativas? tenemos el Throttlemeister, un aparato de la industria auxiliar que substituye el contrapeso derecho de tu moto y vale entre 127 y 160 dólares. Está muy bien, bien integrado, apenas se nota que lo llevas, pero es un dinero.
    ANCHONORMAL/GRANDE

    En versión barata tenemos el Crampbuster, un plástico en varias medidas de puño según tu moto, que encajas al acelerador y lo mantiene en posición de aceleración con el sólo peso de tu mano.
    Funciona, va bien en viajes largos y vale 12€, pero colocarlo en marcha hasta que coges el punto de velocidad exacto deseado es algo peliagudo, así como conducir normal con él puesto cuando dejas la autopista.
    Esto no lo sé pero, ¿es realmente tan caro producir en una moto de serie un control de tracción similar al Throttlemeister para no andar con estos problemas a posteriori?

  6. Válvulas de neumático en “L”. Algunas motos de marcas avispadas ya las traen, estos y otros detalles como la Triumph Street Triple. Permiten dejar de pegarte con las mangueras de aire de las gasolineras, ya que la válvula apunta al exterior en vez de al centro de la rueda como es costumbre y que hace bastante incómodo el llenado de aire en una práctica bastante habitual en las motos.
    Las alternativas son comprar una válvula en “L” de la industria auxiliar, que encontrarás por unos 20€ la pareja, y que le darás al mecánico cuando te toque cambiar de neumático. No debería aumentar el precio de toda la operación.

    Válvula De Neumático 90º plataVálvula De Neumático 90º dorado
    Válvula De Neumático 90º

    También puedes hacerte con unas de esas que se utilizan para las carretillas, valen unos 3€ y van a rosca (yo las llevo), pero son menos recomendables porque a la larga la rueda pierde aire y has de consultar la presión cada poco tiempo.

  7. Indicador de marcha engranada. Normalmente cuando más lo echas de menos es cuando te estás examinando del carnet de moto. Vienes muy acostumbrado al coche y te parece un completo sin sentido el no saber si vas en quinta o en primera. Afortunadamente la experiencia y el puño te transmiten las sensaciones adecuadas para conocer aproximadamente la situación de la caja de cambios.
    Es uno de los primeros extras (o add-ons) que se compra el aficionado al circuito, la aguja se mueve tanto y tan rápido, hay tanta revolución, frenada y aceleración que una distracción puede hacer que revientes el motor en una (o más) reducción fuerte, así que los 90/100€ que vale el juguete es un gasto asumible que hará que ganes calidad de conducción y concentración en la vía.
    Para el resto de usuarios no es esencial, casi todos vivimos sin ello, pero cuando pruebas una moto que te muestra el numerito en el panel oye, es otra información que puede venir bien, ¿qué tal si damos da posibilidad de mostrarse o no?
  8. Caballete. El caballete es útil para absolutamente todas las motos y muy útil para las motos con cadena. Lo utilizaremos para trastear con la mecánica de los bajos de la moto mejor que con la pata de cabra y, obviamente, es fundamental para el engrase y tensión de cadena y control y cambio del kit de arrastre así como toda operación que requiera sacar o suspender la rueda trasera en el aire.
    Hay otras alternativas como levantar la moto con el gato del coche o comprarse un caballete auxiliar (a partir de unos 40€).
    En las motos trail y de campo ayudan a proteger los bajos de la moto, además pueden albergar una extensión del cubre cárter para aumentar el recubrimiento del motor.

    Caballete con cubre cárter

    Las motos deportivas suelen optar por esta segunda opción, dos caballetes para levantar la moto y albergar los calentadores de neumáticos entre cada manga. Además ya sabemos que el peso es crucial en la competición, pero en el resto de motos su utilidad está fuera de toda duda y si utilizamos un material resistente más ligero, no veo por qué no puede formar parte de toda moto de serie.

  9. Gomas en los estribos (desmontables). Por confort y por desgaste. ¿Y por qué siempre se olvidan del acompañante? bastante sufre ahí detrás ¡vamos a cuidarle lo más posible!
    Y si de cuidar a copiloto se trata, algo que siempre les viene bien es un asiento antideslizante del acompañante.
    Asiento antideslizante
  10. ¡¡Bola extra!! Latiguillos metálicos en las R´s. La mayoría de la gente que pide cambiar sus latiguillos de freno por unos metálicos no sabe muy bien qué es lo que está haciendo, sólo espera mejorar su frenada y esto no es así.
    El líquido de frenos que envía la bomba recorre el tubo una y otra vez. En un uso turístico, de ciudad o tranquilo, esto no requiere una solución porque no representa ningún problema. Pero la conducción en circuito o simplemente una salida de curvas de fin de semana sí. El líquido recorre el latiguillo de plástico, éste se calienta por el uso repetido del freno y se dilata, aumentando el diámetro del tubo y consiguiendo mayor espacio dentro del circuito, reduciendo así la presión del circuito y del líquido. Montando latiguillos metálicos conseguimos que el plástico no se dilate, manteniendo siempre el mismo tamaño del tubo y el circuito y por tanto siempre la misma presión. Es decir, unos latiguillos metálicos sirven para mantener siempre la misma potencia de freno en un uso continuo del mismo, hacen que no pierda efectividad, pero no aumentan la misma en un uso normal.
    Latiguillos metálicos

    Algunas marcas (como la mencionada en el punto anterior) ya los incluyen de serie, otras esperan a la versión más ‘R’. Lo cierto es que debería ser lo normal en motos deportivas o cuyo uso habitual vaya a ser de curveo y salidas rápidas.

Esto es todo, con suerte algún ingeniero puede llevarse ideas útiles de esta lista y mejore las comodidades de las motos de futuro 🙂

Autor:

Subir


Una respuesta a “10 chuches que deberían venir de serie”

  1. antonio dice:

    buen articulo, sobre todo los tacos anti caídas deberían de ser obligatorios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

VidaEnMoto