Cabecera VidaEnMoto

Compresores portátiles: Hinchar tus ruedas por el camino

¿Aire comprimido, mini compresor, bomba de mano o pie o el compresor molón Xiaomi Mijia con batería?

Hace tiempo que los chicos de La Circunvalación, David Corrales y Carlos Rodríguez, nos dijeron que lo mejor es la bomba de pie de toda la vida, que los compresores portátiles nunca iban a poder ser muy potentes porque sólo llevan un pequeño cilindro de plástico. Jamás iban a poder tener fuerza suficiente para meter mucha presión, lo dicen justo en este punto del vídeo del año 2013:

Eh, y yo lamento mucho discrepar porque su rollo práctico me encanta. Quizá sea porque avanzaron mucho los tiempos desde 2013 (y desde luego la tecnología ha avanzado muchísimo), pero yo llevo tres años y medio con un mini compresor Airman y para mi uso va perfecto.

Mini compresor Airman

Ojo, es importante esa parte, «para mi uso». Yo sé que no voy a hinchar mi neumático desde cero, sólo voy a hacerle ajustes de como máximo 1 kg o 1´5 kg porque la rueda esté baja (o bajísima). Y también sé que el bicho se recalienta y hay que cortar de vez en cuando o de rueda en rueda para cuidarlo bien y no llegar a quemarlo. Quizá en su caso, que van a hinchar cuatro ruedas de GS 1200 desde cero (porque se cambian las gomas ellos mismos), el aparato puede quedarse corto y hasta morir en combate.

El mini compresor Airman es el mismo que vende Touratech. Ahora mismo está por 28€ sin envío y en Amazon por 34€ con él. Siento hacer de cuñao listillo, pero yo lo compré por 20€ 🙂 Su precio todo el 2019 fue de 18€, ahora ha subido estrepitosamente pero espero que vuelva a tomar un precio normal.

Según me han referenciado conocidos, este compresor les ha llegado a talonar neumáticos, que es una prueba de fuerza bastante potente, yo no he llegado a necesitarlo en esa situación.

Bomba de mano/pie

Lo que no es nada cómodo es lo del inflador manual o pedestre. Este último es el que uso en casa para hinchar las bicis, es un coñazo pero efectivamente es lo mejor, más básico y más fiable. Lo que no es es portátil:

Portátil: Que es fácil de mover y transportar de un lugar a otro por ser manejable y de pequeño tamaño.

Pero es obviamente lo más básico y por tanto lo más infalible y lo que menos recursos necesita. No requiere de batería ni electricidad ni toma de mechero pequeño o grande. Lo que sí necesita es fuerza, fondo físico, tiempo y paciencia, porque vas a echar un buen rato dándole a la bomba. Y si has pinchado y tienes que empezar con la cámara totalmente deshinchada no te digo nada.

Si tu moto es de arranque a patada, no tiene el botón mágico, y no cuentas con batería, hasta que no llegues al final del artículo esta es tu única opción.

Lo bueno es que hay muchísima variedad de modelos gracias a nuestros coleguillas los ciclistas. Hay bombas de mano muy pequeñas y muy ligeras con tecnología de doble caudal donde se aprovecha al máximo cada viaje del émbolo para reducir el número total de embestidas y así, el cansancio de los brazos. El precio obviamente, será más elevado.

Bomba de mano:

Pros: La opción más pequeña sin discusión, la más ligera, inagotable y más fácil de llevar en cualquier sitio, incluso debajo de algunos sillines!

Contras: Vas a darle a la zambomba un buen rato. Has de disponer de fondo físico (o descansar por etapas) y tiempo.

Bomba de pie:

Mueve un caudal de aire mucho mayor que la anterior, con lo que subirás menos escalones. Aún así también hay que disponer de fondo físico, claro.

Pros: Es inagotable, el límite está en ti y es barata.

Contras: Es grande y suele ser pesada.

Botellas de aire comprimido

Las cápsulas o botellitas de aire comprimido son las que llevan los pros en las bicis y las que suelen venir con cualquier kit antipinchazos.

Son la opción más pequeña absoluta, puedes transportarla donde quieras, puedes llevarlas como las mulas de los narcos si te apetece. Son rapidísimas de usar y muy efectivas. El problema es que son de un solo uso, cuando se acaban se acaban y se tira el casco a la basura.

kit antipinchazos

Compresor Xiaomi Mijia

Es una bomba de inflado portátil como los mini compresores del principio del artículo. Su principal diferencia y ventaja es que cuenta con batería propia, lo que permite su uso sin tener instalado en la moto un conector de mechero (que ya te vale, Aitor, tío!).

No necesita entrada de mechero ni electricidad por ninguna otra vía. Cuenta con una batería que ya cargamos en casa y una linternita que puede ser muy práctica en el garaje o por la noche.

Aquí una muestra rápida del funcionamiento del aparatejo en la rueda trasera de una moto:

En Gearbest el compresor Xiaomi Mijia me costó $38.55, unos 35 euros, cada día los precios varían, aunque parece que no mucho. Lo que sí es cierto es que en Amazon lo vi muuucho más caro, 80€ ahora mismo, tela!

Al tener el Airman, en mi caso particular lo compré porque me pareció muy útil para las bicis de casa, ya que mi mini compresor sólo tiene salida de mechero y no hay manera de usar algún convertidor para poder usarlo en casa. No es un drama, toda la vida he usado bomba de pie y mano, pero me ha parecido un lujo que puede ser práctico para llevarlo en las salidas de campo (436 gramos) en la moto.

Otra cosa interesante como verás en el siguiente vídeo, es que si te quedas sin batería puede usarse también con cable vía USB (si tienes cable, entrada de USB y batería, claro).

Como pega (o peguita) me han dicho de primera mano que no tiene fuerza para talonar un tubeless de bici.

Vídeo explicativo

Hay muchos vídeos de unpackaging y con todas las chorradas de colegueo y tal, pero este que te pongo me ha parecido bastante completo. Hace pruebas de uso, medición y un análisis bastante interesante y sin estridencias:

Características más interesantes:

  • Con una carga completa puede rellenar:
    • Hasta 8 ruedas de bici (3 minutos por rueda).
    • Hasta 6 ruedas de moto.
    • Hasta 5 ruedas de coche.
  • Tiempo de carga:
    • Según el fabricante: menos de 3 horas
    • Según el vídeo anterior: Del 0 a 100% en 90 minutos.
  • Batería de 2000mAh
  • Ruído: Menos de 80dB a un metro de distancia.
  • Puerto de carga: micro-USB
  • Parámetros de carga: 5V 2A
  • Rango de presión: 2000mAh (14.8Wh).
  • Precisión del sensor: ±2psi

Y este otro es el vídeo que le gustaría a Corrales y compañía, enlazando con el principio del artículo: el desmontaje y curioseo de cómo funciona el aparato. Justamente, echando un vistazo a esta parte del vídeo «Tear Down» podríamos conseguir lo que el forero Ziervo proponía en un comentario:

Un compresor cualquiera desprovisto de carcasa plástica y en vez de toma de mechero le pones unos pequeños cocodrilos de pinza que valen a cualquier batería, te hace lo mismo más barato y ligero. Así lo lleva un servidor.

El comentario me parece interesante, pero lo mismo lo mismo no es; para mí, la principal baza del Xiaomi es no necesitar alimentación externa por llevar su propia batería y ser por tanto mucho más rápido de utilizar en cualquier ocasión sin levantar sillín o pinchar enchufe de mechero, etc. Y en bici no digamos.

Precisión en la presión y batería

Para todos los casos no hay nada como un manómetro de verdad, ni las gasolineras ni los propios mini compresores son muy de fiar a priori. Siempre es bueno tras la compra comparar su medición con un manómetro que sepas que está bien calibrado para saber cuánto te puedes fiar del aparato en su uso futuro.

Manómetro de mano para moto o bici
Siempre comprueba tus compresores con un buen manómetro

En el vídeo anterior, el muchacho hace la prueba y el resultado es que el compresor Xiaomi Mijia da una medición de 0.1 bares de presión más que la medida de la gasolinera. Él mismo da dos posibles causas a esta diferencia:

1- El neumático se ha dilatado en el trayecto, aunque yo diría que si hay más espacio para el mismo aire daría menos presión, no más.

2- La bomba de la gasolinera no está perfectamente calibrada.

Al ser una bomba de pago, no de las gratuitas de toda la vida (tiene cojones la cosa), se le presupone con un mejor mantenimiento y un calibrado más fiable, ya que es un servicio con cobro, pero vete a saber. En cualquier caso y de acuerdo con el autor, es un error bastante aceptable.

Lo compré por Gearbest así que al tiempo de publicar este artículo aún no me ha llegado, pero me gustaría comparar sus mediciones con las de mi manómetro. Actualizaré el artículo llegado el momento, pero si tú ya lo sabes nos harás un favor a todos si lo compartes en los comentarios!

Subir


2 respuestas a “Compresores portátiles: Hinchar tus ruedas por el camino”

  1. Albert dice:

    Buen artículo! Me irá bien para mi proximo viaje! Porcierto, después de este tiempo con la klr650 cuales son tus impresiones. Si elijieras ahora, la volverias a comprar o invertirias en suspensiones para la tiger?? Estoy en esta misma situación con la tiger y la klr em mente, saludos!

    • RaJ dice:

      Hola Albert, gracias por tu comentario!

      Realmente ya invertí en suspensiones en la Tiger, cambié el amortiguador por uno artesanal de DMX y revalvulé la horquilla. Es mucho mejor moto globalmente que antes, nada que ver con los amortiguadores de serie de la Tiger 2011.
      Ahora le he metido Karoo Street para monear un poco por pistas, porque si no es un peligro: http://www.vidaenmoto.es/videos/hacer-campo-con-una-maxi-trail/

      En cuanto a la KLR me da lo que le pido, la meto por donde quiero, si se cae me da igual porque no se rompe y si se rompe se arregla fácil.
      Quizá ahora estoy pensando en algo más ligero, pero como escuela trail vale su peso en oro.

      Un saludo y gracias por leer!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.