Cabecera VidaEnMoto

Ríos, motos y fotacos

Como las setas, después de las lluvias, en cuanto aparece el sol salen con él las motos por las carreteras de curvas, el único momento en que puedes ver Ducatis que no son Monster

Los monos de cuero, los escapes de titanio, los pilotos y los “pilotos” aparecen disfrutando de las curvas, el solete y sobre todo de sus motos, que llevan tiempo en el garaje siendo cuidadas, consentidas, hinchadas a chuches y sobre sus caballetes esperando a que se seque el asfalto y el calor vuelva a sus gomas.

kawasaki klr 650, trail en Ávila

kawasaki klr 650, trail en Ávila

Se respira motor, curveo y velocidad. Por ende Guardia Civil y mucha trompeta sonora.
Como montador de todo el año ahí estaba yo, con tantas ganas como el que más y dando caña a todo el que me encontraba de camino a mi ruta. Atravesaba las principales carreteras de quemaos hacia mi km 0, así que a mi ritmo de monocilíndrico de 650 y neumáticos de tacos, me divertía jugando con el puño y ajustando las trazadas al milímetro para tocar el freno lo mínimo posible. Pues coño, para unas cuantas motos gordas que me encontré, no les fue tan fácil pasarme como creía, porque yo me sentía realmente lento 🙂 y ellas nunca llegaban a adelantarme. Imagino que miraban y reían 🙂

kawasaki klr 650, trail en Ávila

kawasaki klr 650, trail en Ávila

Para el sábado daban lluvias, pero ni las cientos de motos que me encontré ni yo mismo damos ya crédito a los informes meteorológicos. Un par de nubes me encontré en todo el día, ni gota de agua.
Mil motos en Robledo de Chavela, a un paso de la Cruz Verde, al poco me escapé de las rutas desgastadas y empecé mi camino solitario.
Fue muy divertido. Las lluvias de los últimos meses traen consigo riachuelos desbordados, ríos crecidos y charcos enormes. El día era fresco y soleado, con lo que el verdor del entorno regaló fotos como estas:

kawasaki klr 650, trail en Ávila

kawasaki klr 650, trail en Ávila

De nuevo tuve que enfrentarme a vadeos de distintos tamaños y de nuevo salí victorioso (¡¡¡ole!!!). Se ve que la presión de grupo me puede o que no me importa jugármela porque soy yo el único perjudicado, lo que es bueno y malo en función de si la cosa sale bien o mal 🙂
Además calzo ya unos calcetines impermeables que me permiten afrontar los ríos y charcos con más seguridad, sin miedo a ir mojado todo el día.

Ahondé con las botas de carretera bien hundidas en barro y en agua, pero los calcetos se portaron, llegué a casa fresquito pero seco. ¡Prometo mirarme unas botas de quad o enduro para dentro de no mucho!

kawasaki klr 650, trail en Ávila

kawasaki klr 650, trail en Ávila

kawasaki klr 650, trail en Ávila

kawasaki klr 650, trail en Ávila

kawasaki klr 650, trail en Ávila

kawasaki klr 650, trail en Ávila

Y charcazos y barro y ríos y laguitos, de todo y todo divertido. Entre vacas y árboles se vive mejor!

kawasaki klr 650, trail en Ávila

kawasaki klr 650, trail en Ávila

kawasaki klr 650, trail en Ávila

kawasaki klr 650, trail en Ávila

kawasaki klr 650, trail en Ávila

Autor:

Subir


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VidaEnMoto