Cabecera VidaEnMoto

Pura moto, pura vida

Una de esas salidas de puro disfrute en moto, Gredos nunca defrauda

Acabo de llegar de una de esas vueltecitas de unos trescientos y pico kilómetros de satisfacción. De puro disfrute en moto.
Una de esas vueltecitas por zonas conocidas que sabes que no te van a defraudar y que permiten perderte y descubrir, cada vez, un montón de kilómetros con paisajes increíbles y carreteras de foto.
Gredos no defrauda, el monte está precioso: amarillos, morados, verdes y ocres pintan los paisajes como si volaras por las hojas de un número del National Geographic, espectacular.

bar el mancho, Cebreros
Me parto con la foto del bar El Mancho, en Cebreros

Además tuve un buen momento de motero de pro, tras el desayuno en uno de los bares más moteros de la población abulense de Cebreros, alcancé a un motorista de los de antes justo en el embalse del Burguillo.
Llevaba una de las primeras más famosas tricilíndricas de las más potentes del momento.

Un saludo entre europeas

Un pañuelo rojo se sacudía en la trabilla del cinturón cuando cogía velocidad, vaqueros, chupa de verano y pude ver una pegatina en la maleta (clásica BMW touring) que ponía algo así como «Wolf Squad Spain».

En fin, cruzamos el Burguillo – por cierto, están construyendo un puente enorme que cruza el pantano de lado a lado y va a joder pero bien al bar que tenía como principal incentivo una terracita con vistas al pantano – y tiramos hacia Navaluenga. Resulta que llevamos la misma ruta, así que me engancho a él y sigo – cada uno a su rollo – su ritmo.

Cuando pasamos Burgohondo, este pedazo de cabrón empieza a coger velocidad y a mover su BMW K75 de cerca de 30 años, de lado a lado como si fuera una extensión de su cuerpo.

En parado vi sus neumáticos y eran casi como de coche, muy planos. Sé que esas motos llevan el centro de gravedad muy bajo, pero con maletas y sin pantalla, nunca se sacó mejor provecho de esos 75CV de hace 25/30 años. Espectacular conducción, oiga. Permíteme un paréntesis para que veas de qué máquina estamos hablando:

INFORMACIÓN TÉCNICA BMW K75

PERIODO DE PRODUCCIÓN: 1985 – 1996

MOTOR: 
    –  Tipo:  Motor en línea de 3 cilindros horizontales, refrigerado por agua de 2 válvulas por cilindro.
    –  Carrera:  67 x 70 mm.  
    –  Cilindrada:  740 cc.
    –  Potencia:  75 CV. a  8.500 rev.
    –  Compresión:  11 : 1
    –  Alimentación:  Inyección electrónica Bosch – LE -Jetronic.
    –  Embrague:  Monodisco en seco.

CAJA DE CAMBIOS:
     –  Nª de velocidades:  5

CHASIS:
     –  Tipo de bastidor:  Chasis tubular de motor colgado.
     –  Suspensión:  (Delantera.-  Horquilla telescópica)
                             (Trasera.-  Monobrazo Monolever BMW)
     –  Neumático delantero:  100 / 90 – 18
     –  Neumático trasero:  120 / 90  –  18
     –  Freno delantero:  Doble disco de 285 mm.
     –  Freno trasero:  Disco simple de 285 mm ó tambor de 200 mm.
     –  Longitud motocicleta:  2.220 mm.

DIMENSIONES Y PESOS:
    –  Capacidad depósito combustible:  21 litros.
    –  Peso:  228 kg.
    –  Peso máx. autorizado:  450 kg.
    –  Consumo combustible (velocidad constante a 90 km/h): 4,2 litros/100 kms.
    –  Velocidad máx.:  200 km/h.
    –  Aceleración de 0 a 100 km/h:  4,6 seg.

Me mojó la oreja

Me suele pasar, que cuanto más intento seguir el ritmo de otro, más errores cometo, empiezo a sentirme inseguro, fluyo menos y tiendo más a acelerar y frenar fuerte. Disfruto menos y es más peligroso porque voy más descontrolado intentando seguir al susodicho.

Así que llegó un punto en que pasé de seguir el ritmo y marqué el mío, disfrutando de la salida. Al fin y al cabo le iba pillando de vez en cuando porque se formaban filas de coches.

¿Es toda esta mierda una excusa de dos párrafos para no reconocer que te mojó la oreja una moto turismo del año de la castaña?

No me da vergüenza reconocer que me llevaba tirando con la cuerda bien tensa, la lástima fue no haber podido charlar unos minutejos porque el tío destilaba buen hacer.

Creía que íbamos a llegar juntos a Arenas de San Pedro, pero allá por Navarrevisca (o Navalosa, no lo tengo claro), paré para mirar la ruta y lo perdí.

Yo decidí innovar me subí el puerto de Serranillos hasta San Esteban del Valle, Mombeltrán, La Parra y  por fin Arenas de San Pedro.

Puro motociclismo

Aunque no te lo merezcas (lo sabes) por reírte de mi (cabrón), te voy a regalar un vídeo de cómo un tipo le moja la oreja a quien sea a lomos de una BMW 1000 GS (modelo del año 1988) circulando por los Alpes con su señora y cargado hasta los topes.

Enlace al vídeo abajo del todo.

Y es que aun que esté harto de leer lo de que no es el indio sino la flecha, es un hecho que es mucho mejor (y más seguro) fluir por las curvas que ir tirando de motor y frenos todo el rato.

El puerto de Serranillos

El puerto de Serranillos es propiedad de los ciclistas, los paisajes son espectaculares y las trazadas de la carretera son como las de los Alpes, ni más ni menos. Lo que diferencia a esta de aquéllos es el asfaltado y el mantenimiento. Necesitas unas suspensiones que se coman bien los bachecitos pequeños y continuos para poder concentrarte en las trazadas sin sustos ni inseguridades.

Creo que incluso podríamos decir que es bueno que el asfaltado sea una mierda, de lo contrario eso estaría pronto lleno de Rossis y con ellos los malos de verde, el helicóptero de Tulipán (qué viejo soy) con Pegasus y su puta madre, las ambulancias sonando, etc. En fin, el clásico de los domingos de Robledo – Cruz verde, La Carrasqueta y resto de zonas de quemaos del país.

Comida en Arenas de San Pedro y vuelta por el Valle del Tiétar, lo más directo posible pero siempre secundarias y buscando el curveo.

Esta vez tenía algo de prisa por volver, así que sin mucha curva pero una muy buena carretera es la CL-501 que se funde con la M-501. Buena velocidad, buen asfalto y no mucho tráfico. En un par de horas disfrutaba de autopistas de tres carriles a 50 por hora como es la A5.

Las pilas cargadas y las retinas llenas de un precioso monte colorido.

¿Mi espíritu motero? joder, recuperando la fe a tope.

El vídeo

Autor:

Subir


2 respuestas a “Pura moto, pura vida”

  1. Claudio dice:

    Entretenidísimo como siempre, narración natural sin estridencias salpicada de datos, lo dicho, muy ameno. Slds

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

VidaEnMoto