Cabecera VidaEnMoto

Recorriendo Tenerife en una V-Strom DL 650

Aprovechamos cuatro días y nos escapamos a Tenerife. Para variar, pasamos del Puerto de La Cruz y nos asentamos por Airbnb en Santa Cruz de Tenerife. Los dos días de en medio recorreríamos la isla a lomos de una Suzuki V-Strom DL-650 de 2005 alquilada a Alpispa Motorbike.

No era el primer invierno que nos escapábamos a las benditas islas huyendo del frío peninsular, esta vez y por recordatorio de Alguersuari y regalo de cumpleaños de mi chica, volvimos a disfrutar de los pantalones cortos, la playa, el solete y los chiringuitos.

La empresa estaba en El Puerto, usamos sus servicios porque no encontramos nada en Santa Cruz, casi todo el comercio de alquiler de motos estaba en el sur y aparte del acceso más difícil, suelen tener precios para guiris (guiris con pasta) y no soy uno de ellos.
Si querías alquilar una BMW 700 GS, más o menos popular en esas tiendas, en la mayoría tenías que desembolsar una cantidad escandalosa, así que decidí no seguirles el juego y gastar mi dinero en otra moto que me diera lo mismo + dinerito para papas con mojo.

Tenerife en V-Strom DL650 13/14-03-2015

La moto estaba bien cuidada dentro de que es de alquiler y está sometida a un uso despiadado: estado de los neumáticos bastante bueno (Dunlop RoadSmart y Michelin Pilot Road delante y detrás respectivamente), cadena recientemente engrasada y plásticos pintados (no originales, claro).

El asiento estaba perfecto (y era comodísimo) y la postura era muy natural, nunca me dolió el trasero por más horas que echamos. La protección frente al viento es otro punto a su favor. El sonido a tractor tenía su gracia, un bicilíndrico muy bruto y con vibraciones que no me resultaron molestas. Teníamos además un baúl trasero que resultó realmente útil. Lo peor era la pata de cabra, muy insegura, que dejaba la moto demasiado recta y había que jugar un rato para estar seguro de que el monstruo no se iba a caer. Lo otro malo era la velocidad punta, afortunadamente nada importante en Tenerife, donde en autopista la mayoría ronda los 80-90km/h, unos pocos a 100 y los elegidos a 120 o más. Fui uno de ellos durante unos pocos minutos, porque a la V-Strom esa velocidad no le acababa de gustar. La alcanzaba y la aguantaba bien, pero como que prefería rondar los 100, era donde se encontraba más a gusto y quién soy yo para llevarle la contraria.
Y lo último malo los frenos. El de atrás inexistente y el de delante bueno, frenaba pero había que poner bastante empeño, mucho motor y sólo al final la maneta.

Contacté con Alpispa por teléfono y email y me reservaron la moto. La pedí yo, tenían una Yamaha XT 660 (mi otra opción) y una Aprilia Pegaso Factory.
La V-Strom que aparece en la web no es la que me dieron, la de la web es el último modelo, la mía tenía al menos diez años. Las otras dos sí, son más modernas y en persona tenían muy buena pinta. Elegí la Suzuki porque me apetecía probarla y me parecía más rutera, más cómoda y más protegida frente al viento, y sigo pensando lo mismo.

Tenerife en V-Strom DL650 13/14-03-2015

Llegando a Garachico y bailándole al dios de la lluvia para que aguantara

Día 1

Salimos de Santa Cruz de Tenerife, cogemos un tranvía que nos lleva al intercambiador de autobuses y de ahí un bus a Puerto de la Cruz.
Recogemos la moto en Alpispa y desde allí subimos al Teide; había leído que era recomendable la subida desde San Cristóbal de La Laguna, pero íbamos a perder mucho tiempo volviendo atrás y podríamos perdernos (más tiempo). Así que decidimos subir directamente desde el Puerto y el recorrido no desmerece en absoluto: paisajes espectaculares, las nubes a nuestros pies, los bosques, las curvas, los miradores, las otras curvas y así hasta que llegamos a parajes volcánicos, lunares y marcianos.

Tras las paradas de rigor, seguimos recorriendo Marte, entre autobuses de turistas, coches alquilados, algunas motos y muchísimos ciclistas aficionados (madre mía las montañas que escalan, tienen mis respetos).
De allí nos dirigimos al sur y a bajar por Vilaflor a Arona y de allí remontamos hacia el norte toda la isla hasta terminar en Santiago del Teide, donde comimos el mejor mojo de nuestro mojómetro particular. Incluso nos llevamos una botellita llena del brebaje (que luego tuvimos que distribuir en tres tarros y aún así nos dio problemas en el aeropuerto, ¡¡todo sea por ese mojo rico!!). Fue en el bar-restaurante El Patio.

Tenerife en V-Strom DL650 13/14-03-2015

Perdidos como nadie en las montañas de Anaga, día 2

Hacía fresquito de más así que seguimos camino, subimos hasta Garachico a ver sus piscinas. Un pueblo bonito, pero las «piscinas» nos decepcionaron, no se merecen el acceso tan complicado que tienen por carretera desde el sur, un trazado muy revirado pero no de disfrute. Para salir hacia el este ya es más lógico y sin problemas alcanzamos Icod de los Vinos y de allí Puerto de la Cruz, donde entramos en calor, descansamos y finalmente proseguimos ruta hasta casa en Santa Cruz de Tenerife.

La ruta que pongo aquí se refiere sólo a la parte en moto, sin el primer desplazamiento Santa Cruz / Puerto de la Cruz:

Día 2

Tenerife en V-Strom DL650 13/14-03-2015

Subiendo por la cara sur por los montes de Anaga

El segundo día tocaba las montañas del Parque Rural Anaga: un lugar increíble, bosques espectaculares que se comen la carretera como si estuviéramos en el trópico, una vegetación excepcional y unas vistas increíbles, no te lo pierdas.
Salimos de Santa Cruz de Tenerife dirección este, paralelos a la costa, recorremos la parte más fea de la isla, toda la zona industrial del puerto. En cierto punto comenzamos a meternos al interior y en poco tiempo, a ascender montaña arriba, todo bien indicado.

Tenerife en V-Strom DL650 13/14-03-2015

Cara norte de Anaga, al noreste de la isla tinerfeña

Nuestra intención no era perdernos tanto, buscábamos el punto de partida de una pequeña ruta a pie por el interior del bosque. En su lugar, llegamos casi al final del camino como quien dice, y volvimos sobre nuestros pies para darle la vuelta y bajar por el otro lado de la montaña: la cara norte, que nos llevará a los pueblos de Taganana, Almáciga y Benijo, el segundo nombrado imperdible, tanto por la situación playa/montaña como por el pulpito espectacular local.

Tenerife en V-Strom DL650 13/14-03-2015

<< 23 fotos >>

De vuelta volvimos montaña arriba y bajamos hacia el oeste destino Santiago de La Laguna. Lamentablemente, un tío sin intermitentes y mi impaciencia, cortaron de golpe lo poco que nos quedaba de recorrido en la jornada (nos faltaba recorrer La Laguna y ya íbamos a devolver la moto a Puerto de La Cruz).
Nos despedimos de los policías, muy majetes, cercanos y atentos, y dejamos una furgoneta como para tirarla. La moto quedó bastante bien: jodido el plástico naranja del intermitente delantero derecho (no original), punta de la maneta de embrague y raspón lateral (reparación + pintura).
Mi chica afortunadamente sólo se llevó un raspón pequeño en el tobillo y yo un poco más en el brazo y aplastamiento con reventón del pulgar del pie derecho. Doloroso e incómodo de curar, cinco días de cojera y a seguir, que todo sea eso.
Del tirón y con el susto en el cuerpo, salimos hacia Puerto de La Cruz (¡qué largo se me hizo, por Dios!) y devolvimos la moto.
Un diez para la gente de Alpispa una vez más por su actitud. Obviamente asumí mi culpa y debía pagar los daños de la moto. Sus cálculos estuvieron muy cerca de los míos (temía que trataran de aprovecharse) y pagamos la deuda, todo el mundo ok.

Autor:

Subir


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

VidaEnMoto