Cabecera VidaEnMoto

Vuelta al mundo a plazos

Dar la vuelta al mundo no tiene por qué suponer abandonar toda tu vida anterior.
Te presentamos un ejemplo de cómo dar la vuelta al mundo de forma asequible.

Aussenrum.net que es algo así como “por fuera”, es el nombre de la web de estos dos motociclistas alemanes que encontré personalmente dando la vuelta al mundo cuando acababan de llegar a la preciosa ciudad de Antigua Guatemala.

Me acerqué a saludarles y, muy simpáticos, accedieron a tomarles algunas fotos y me contaron tranquilamente anécdotas sobre su aventura.
Empezaron la travesía en 2009 a raíz de lo que entendí fue prácticamente un órdago a grande y unas cervezas:
¿Vamos a dar la vuelta al mundo?
Vamos!

La historia comenzó cuando salieron de Limburg, Alemania, cerca de Francfort, en dirección este hacia Rusia, tratando de alcanzar el océano Pacífico.
El plan es sencillo, embarcar allí las motos hacia Norteamérica y tomar la carretera Panamericana hacia el sur hasta Ushuaia, Argentina (“Fin del mundo”).
Desde allí emprender la marcha de nuevo al norte, hasta el Amazonas, donde se embarcarán de nuevo esta vez hacia África como última “etapa” antes de volver a casa.

aussen rum, vuelta al mundo

Estos chicos comenzaron a lomos de sendas Honda Africa Twin RD04 a las que relevaron por KTM 950 Adventure, evolución por necesidad, aunque desconozco los detalles.

Este año recorren la etapa México – Perú (de las más interesantes, seguro), actualmente continúan en Centroamérica, en Costa Rica, como nos informan en su blog.

¿Cuál es el truco?

Realmente ¡no hay truco! Es así de sencillo:
Comienzan el viaje y cuando se les acaban las vacaciones y/o el presupuesto, escogen un sitio concreto, dejan las motos en algún lugar de la ruta (entiendo que en algún tipo de aparcamiento vigilado) y vuelven a casa a trabajar, no queda otra!

Cuando consiguen de nuevo reunir días de vacaciones y dinero retoman el viaje donde lo dejaron, vuelo de nuevo hasta la moto y seguimos carretera y manta. Es la forma más fácil y para muchos la única de conseguir un logro de este tamaño.

Muchos de los viajeros conocidos en el mundillo del mototurismo utilizan esta estrategia por llamarla así.

aussen rum, vuelta al mundo

¡Pero eso es trampa!

¡Es trampa! hay que ser un auténtico adventurer, vender tu piso, dejar el trabajo y cubrirte de polvo durante meses, durante años, afeitarte con machete y que tu familia te conozca sólo por videoconferencia una vez cada trimestre.
Bueno…eso está muy bien, pero exige un compromiso para el no todo el mundo vale. De hecho, la vida nómada es muy muy dura y muchas veces, un contacto con la realidad en la que uno se ha criado ayuda a volver a desear escapar de ella. Algo que le ocurre al propio Sinewan, crack de cracks al que creo que tomamos aquí como buen ejemplo.
Un tipo que se tira larguísimas temporadas lejos de la civilización que más ha conocido y vuelve a ella por sus compromisos con sponsors y estoy seguro que toma aire y le ayuda a querer volver a un mundo de libertad pero también de dureza y muchas penalidades. Afortunadamente nos las cuenta y disfrutamos de ella un buen montón de miles de aficionados.

aussen rum, vuelta al mundo

No te frenes por cosas como el presupuesto, sabemos de sobra que llega tan lejos una Transalp con 15 o 20 años como una Super Adventure 1290. Una tienda de campaña alternada con hostels económicos y sólo faltan vuelos low cost y tus ganas para emprender la marcha.
Así que no lo dudes, si ese es tu sueño no eres menos machote por emprender un proyecto de vuelta al mundo o ruta de equis mil kilómetros por la zona que más te guste del mundo. Planifica tu viaje y prepara tus próximos cinco años de vacaciones yendo y viniendo para cumplir un sueño disfrutando cada momento. Y cuando lo hagas toma muchas fotos y cuéntanoslo! nos encantará compartirlo!

aussen rum, vuelta al mundo

Autor:

Subir


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VidaEnMoto