Cabecera VidaEnMoto

Nieve y puentes colgantes en moto

Esta semana te traemos un buen surtido de vídeos de nieve y puentes colgantes en moto, para que los disfrutes si te los perdiste en nuestro Facebook!!!

Explorando el noreste de La India

Estos días en el Facebook de Vidaenmoto hemos visto a nuestro amigo Balaji Suresh haciendo una locura en la que se jugó la vida.
Balaji es un chico de 25 años del sur de La India que ha recorrido gran parte de su país en moto y su último viaje consistió en 120 días y casi 20.000 kilómetros por la zona inexplorada del noreste del país (que no es como si lo hicieras en cualquier otro país).
Tiene algunos vídeos de días anteriores contando cómo se desarrolla el viaje pero el que nos ocupa llegó en un momento en el que estaba casi sin gasolina y sólo tenía la opción de cruzar un puente que salvaba el río (enorme y a gran altura) entre dos pueblos.
El puente es de madera reforzada con algunos cables metálicos bajo las tablas. Un ancho de poco más de un metro y sobre un aspecto poco confiable.
En lugar de asegurarse un poco se lanza sobre la moto cargada hasta los topes…

Si nos sigues en Facebook podrás ver cómo se queda tirado en el paso entre montañas nevadas, tras unas cuantas caídas, hasta que finalmente el ejército le salva la vida. Un tío valiente que limita con lo temerario.

Tauerntreffen 2017

Tauerntreffen es un rally desarrollado en la zona central de los Alpes austríacos. Es una concentración de invierno alternativa a la famosa y chulísima Elefantentreffen.
Elefantentreffen, ya sabes:

Liándome sobre el tema voy a citar una historia de uno de Forocoches:

Salimos un miércoles desde Madrid. Yo solo tenía un pantalón y una chupa, ambos de cuero, con lo que me pelaba de frío. Los otros tampoco iban mejor equipados. El plan magistral era parar en Andorra, que en aquella época era un paraíso de las compras, y hacernos con un equipo decente. Así que salimos, con periódicos debajo de las chupas (los más viejos lo recordarán) para aguantar el frío. LLegamos a Andorra tras un viaje durísimo bajo la lluvia y agua nieve, teniendo que parar cada 20 minutos porque no sentíamos las manos… Y resultó que era fiesta en Andorra y todo estaba cerrado!!!

En aquella época no había internet como ahora… Era casi imposible saberlo. Pero así fue. Así que nos tocó deshacer camino y bajar a Barcelona a comprarnos la ropa. Gran cagadón.

El segundo gran cagadón fue pensar que podíamos ir en nuestras motos “tal cual”. Según nos íbamos acercando a Alemania, la cosa empeoró. Nieve, mucha nieve en la carretera, nosotros con ruedas de carretera… Al final, empezaron las caídas. Afortunadamente, todas despacio, pero perdimos la cuenta de las veces que tuvimos que levantar alguna de las motos. La parte buena era que el suelo estaba más blando y que no rompimos nada importante que no nos dejara avanzar. Al menos no nevaba ni hacía viento, lo que hubiera empeorado la cosa.
Aún así, cuando llegamos a la zona de la concentración, el sábado a mediodía, un día más tarde de lo previsto y totalmente machacados físicamente, Elefantentreffen nos recibió con -20º.

El resto, cervezas, muchas risas, más cervezas, gente increíble, historias increíbles y frío increíble. De hecho, no dormí. Ya no solo por la juerga, si no porque hacía tanto frío que me era imposible. Para que os hagáis una idea del frío y de la falta de preparación, tuvimos que sacar el aceite y el líquido anticongelante de la moto, pues daban -30º y nuestros líquidos “a la española” no estaban preparados y corrían el riesgo de congelarse en el interior del motor, liándola parda.

También recuerdo un tío de Barcelona, bastante gilipollas, que tuvo la ocurrencia de calentar el aceite de la moto en una cacerola, para echárselo al motor… Escucharse “CRAAAAACK” y ver como el motor de su Zephyr se partía en dos por el cambio de temperatura.

A la vuelta, que fue más o menos igual, paramos en un hotel y estuvimos unas 18 horas dormidos.

Pasé tanto, tanto frío, que tuve miedo de perder algún dedo de las manos, lloré muchas veces dentro del casco y el viaje, previsto para una semana, casi nos llevó el doble por las múltiples paradas que tuve que hacer. Por eso, me juré a mí mismo que no volvería nunca, pese a que la concentración en sí me había parecido increíble.

Nuestro prota es un inglés que calza una bonita BMW K1000 provista de Heindenaus K60 Silica (¿?) a los que les monta cadenas. Aún con ellas, me encantan sus caídas en terreno helado, suaves y deslizantes, como si la dejara caer.
Ojo a los italianos locos de las deportivas, bajando un puerto nevado y helado con una preciosa VTR con ruedas de tacos y el casco de Pedrosa que se vemos al fondo.
Un vídeo fresquito de un fin de semana de camping a -10ºC:

Equipo de MotoGP Reale Avintia-Racing

La presentación del equipo de MotoGP Reale Avintia-Racing nos deja un vídeo molón y unas fotos espectaculares de lo que fue su presentación en Andorra, bajando las motos en helicóptero y equipándolas con neumáticos de clavos para correr sobre la nieve.
El espectáculo que dieron en la ciudad debió ser emocionante vivirlo, de momento te dejo con el vídeo resumen de 3 minutos:

Equipo de Moto GP Reale Avintia Racing

Autor:

Subir


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

VidaEnMoto