Cabecera VidaEnMoto

Herrajes y maletas para Sevenfifty 1/2

Había buscado y rebuscado “maletas Sevenfifty”, “herrajes Sevenfifty”, “Seven fifty”, “CB750” y nada. Encontraba algunas fotos pero nada sobre instalación, cableado o algunos detalles.

Y es que esta es la película; anduve buscando maletas rígidas hace exactamente un año para irme a los Alpes. Pensaba que por capacidad y por seguridad esa era la opción correcta. Que mi chica tuviera espacio de sobra para sus cosas, ya que iba a darme el gusto y a pasar muuucho tiempo encima de la moto, que encima no tuviera el sempiterno problema del espacio en el mototurismo. Por el otro lado, dejar las maletas/alforjas puestas al bajarse de la moto en cualquier ciudad – grande o pequeña – con los cascos o el equipaje dentro, es algo que no debe hacerse porque hay mucho ratero suelto, sobre todo en las grandes ciudades, y una cerradura no es infalible pero siempre da un margen de seguridad mayor que unas cremalleras y unas tiras de velcro.
Pues nada, mi gozo en un pozo, por mucho que busqué no encontré nada. Hice ofertas a gente que vendía la Sevenfifty con los herrajes y las maletas puestas, pregunté en tiendas online si esos herrajes tan visualmente limpios que aparecían en sus webs valdrían para mi moto, pero nada, todo fueron negativas o ausencia de respuestas.



Recorrí Francia, Suíza e Italia y volví con mis alforjas de tela y afortunadamente no tuve ningún problema. Sí fue a ratos incómodo por la capacidad limitada y por la instalación de poner y quitar el asiento, que siempre se resiente cuando le haces “tragar” con las dos tiras de velcro por debajo. Realmente eso fue lo peor: sales por la mañana fresco y nuevo y hay días que tienes suerte y otros que te tiras un rato largo tratando de encajar el asiento y acabas sudando y medio cabreao.

En fin, el caso es que a mediados de junio contactó conmigo Daniel un chico gallego que me ofreció sus herrajes y tres maletas por un precio muy amigable. Visto que siempre andaba para arriba y para abajo con las alforjas, pensó que yo les daría mejor uso y me las envió por Correos. Todo perfecto y aún le debo unas cañitas cuando vaya de visita.

Llegado el momento, me encontré con varios problemas para la instalación de los hierros y, ya que no encontré nada de información por la web, decidí documentarlo.
Así que estos son los pasos para la instalación en una Honda Sevenfifty de los herrajes para dos maletas Givi de 46 litros.
Recomiendo leer el artículo entero antes de empezar a trabajar para evitar los errores que yo cometí al no proceder en el orden correcto.

En primer lugar aquí os muestro mi compra, dos jierros con intermitentes:

herrajes-sevenfifty-02

herrajes-sevenfifty-01

herrajes-sevenfifty-detalle
No sé si la marca queda clara: “Monokey System Wingrack 2 by Givi“. Bien feos sin maletas pero totalmente ocultos con ellas puestas.

Los herrajes llevan tres puntos de apoyo, el de en medio es una chapa de forma convexa – cóncava si la miras del revés 🙂 – que no sé si por el uso o es así, pero está casi casi afilada:

herrajes-sevenfifty-detalle-reverso-01

Se supone que esta abrazadera se apoya en uno de los hierros del chasis que van paralelos al asiento a cada lado del mismo bajo el plástico del colín.
No me gustaba la idea de que ese filo agarrara el chasis así, en crudo, tenía toda la pinta de que iba a rayarlo durante la instalación y el culpable iba a ser yo mismo. Así que decidí cubrirlo bien con cinta americana negra para que el tacto fuera más cariñoso (almohadillando ese filo) y evitar desconchar la pintura.
Ojo, recorta pequeñas tiras de la cinta para acomodarlas a la curva de la pieza a fin de que quede sin arrugas y lo más limpio posible.

herrajes-sevenfifty-detalle-reverso-06

Como digo, los herrajes tienen tres puntos de apoyo, un tornillo que va en el agujero del porta matrículas por el que ahora sale el intermitente, la abrazadera de enmedio y otro tornillo que está justo debajo del estribo del acompañante. Resulta que el tornillo que viene de serie tiene la longitud justita para servir para lo que está fabricado. Si queremos que agarre también nuestro herraje hay que substituirlo por uno un poco más largo. ¿La medida? sólo un poco más largo, un centímetro es suficiente, la siguiente mayor que encuentres en la ferretería y por supuesto el mismo diámetro. Los dos tornillos con sus tuercas me costaron 0,9€.

tornillo-sevenfifty-02
Esta es la diferencia entre el de serie (arriba) y los substitutos para los herrajes.

tornillo-sevenfifty-01
Así queda el tornillo largo antes de meterle el herraje. Como digo, es sólo un poquito más largo que el que viene con la moto.

Una vez con los herrajes limpios y la abrazadera cubierta, era el momento del siguiente paso: la instalación eléctrica.
El que desinstaló estos herrajes de la última moto decidió que no quería complicarse con los cables y tiró de tijera. Yo corté la funda de plástico y pelé los dos cables de dentro dejando asomar algo menos de un centímetro de cobre de cada uno:

herrajes-sevenfifty-detalle-cables

Esto iba a suponerme complicaciones, pero ahora a posteriori diré que realmente es muy sencillo. Si tu herraje tiene los cables completos (con la longitud correcta) y acaban en unas clemas metálicas tubulares, sáltate esta parte; si no, has de comprar un cable de un palmo y medio de largo, unos 30 o 40cm, para cada lado (compra un metro). Ese cable, por un lado, lo empalmaremos a esos cablecillos que asoman del herraje y por el otro irán a la moto tal y como están ahora instalados los de serie. Eso significa que ya hay que ir a por la moto a echar un vistazo.

Soy de los que no tiene garaje en casa, he de ir a acercar la moto desde el garaje comunitario hasta donde suelo trastear, lo que hace que no pueda tener proyectos largos que impliquen dejar la moto a medias y sin funcionar, ya que tras cada sesión hay que desplazar la moto de nuevo hasta su garaje a hacer noche.
Así que nada, la traigo y bajo todas las herramientas que creo que voy a necesitar. Lo primero es desmontar el colín para echar un vistazo a cómo están colocados los cables de serie.
– Desmonto el asiento.
– Retiro las tapitas grises que se encargan de embellecer el asa del acompañante, dejando al descubierto los cuatro tornillos de Allen. Ojo, suelen estar bien duros, si puedes trabaja con una carraca para retirarlos.

tornillos-asa-sevenfifty

– Una vez con acceso libre retiro el colín. Puede estar aún sujeto por dos tornillos por debajo, uno a cada lado, más o menos por detrás de los intermitentes. Digo “puede” porque la mía no trae esos tornillos, como no soy el primer dueño no sé si los ha perdido o nunca los tuvo, pero las perforaciones están ahí.
Además del asa y de esos posibles tornillos hay que soltar por delante los pivotes que sujetan el colín a la moto. Tan solo con una mano sujeta el plástico y con la otra el chásis. Tira del colín hacia fuera para liberarlo; con cariño pero con fuerza, son pivotes a presión.

colin-sevenfifty

Sin asiento y si colín quedan al descubierto las vergüenzas de la moto, o también llamadas “nuestras mierdas”. En mi caso el libro de la moto, una bolsita con guantes de latex que siempre recuerdo usar cuando ya me he manchado y una red portabultos llamada “porsiaca”.
Verás que el intermitente está desmayado en las fotos. Esto es debido a que pensaba que habría forma de soltar los cables del intermitente y simplemente empalmarlos a los cables de los herrajes; de esta manera no tendría que andar tocando en la instalación eléctrica de la moto, que me daba mucho miedito.

intermitente-sevenfifty

Pues no, desmonté el intermitente, le quité también la tulipa naranja y accedí a la bombilla. La retiré y nada, los cables llegan hasta ahí pero no permiten ser retirados, hay que quitar todo el intermitente con sus cables desde arriba, desde la caja de conexiones eléctricas.

Esta zona no es tan complicada como pueda parecer, aquí pongo unas fotos y un par de explicaciones:

cableado-sevenfifty-01

Así nos lo encontramos.

cableado-sevenfifty-02

Esa cajita de plástico sólo tiene cables por un extremo, así que la desanclamos de la base y la retiramos un poquito para despejar la vista y facilitar el acceso.

cableado-sevenfifty-03

Dos cables de funda negra, cada uno viene de un intermitente. ¿Qué albegan? dos cables cada uno:
– Cable izquierdo: verde y naranja.
– Cable derecho: verde y azul.

cableado-sevenfifty-04

Esos cables acaban en clemas metálicas doradas no convencionales en electricidad, sino propias de mecánica de motos.
Los dos cables verdes se incrustan a uno de los plásticos que vienen de las entrañas inexpugnables de la moto y los otros dos, verde y azul, van cada uno al suyo. Echa un vistazo a las fotos mientras lees porque si no va a ser difícil de entender.

cableado-sevenfifty-05

Como tenemos todo bien expuesto, tiramos del cable y sacamos el intermitente derecho:

cableado-sevenfifty-06

Y así de despejada queda la zona de cables:

cableado-sevenfifty-07
Simplemente, uno de los plásticos queda vacío y el que alberga dos verdes sólo tiene uno.

Más tarde descubriría que el intermitente… ¡hay que quitarlo entero! asómate debajo del colín, sobre el paso de rueda. Esto es lo que ves:

intermitente-matricula-sevenfifty-01

¿Lo pillas? aparte de un montón de porquería, verás que el agujero por donde se mete el cable del intermitente y que atraviesa el porta matrículas de plástico es realmente un tornillo grueso y hueco que debemos sacar de ahí para dejar espacio para nuestros herrajes. Así que ¡afuera con ellos!

intermitente-matricula-sevenfifty-02

Quitas la parte negra del intermitente y la guardas con el resto que se ha mostrado en la otra foto para cuando quieras dejar las cosas como estaban.

intermitente-matricula-sevenfifty-03

intermitente-sevenfifty-02

Trabajando en la calle, síp, pero todo bien ordenado.

zona-trabajo-01

zona-trabajo-02

No querrás quedarte sin ver cómo acaba, ¿no? sigue el próximo capítulo en Herrajes y maletas para Sevenfifty 2/2 para ver esa Honda con caderas anchas!

Subir


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.