Cabecera VidaEnMoto

Ruta con la nueva Africa Twin 2015

Toma la nueva Africa Twin 2015, llévatela a donde te apetezca: ciudad, autopista, montaña y pistas y esto es lo que yo sentí.

Este es el relato que da pie al artículo del análisis de la Africa Twin de la publicación anterior.

Si vas directo al vídeo, abajo del todo lo tienes.

Había quedado con Ílex en Loeches sobre las tres menos cuarto y llegué allí una hora antes. En el concesionario me habían avisado por teléfono que la explicación de tanta electrónica me llevaría una hora de teoría, pero no les había entendido bien, se referían a que me llevaría una hora asimilarlo en la práctica, ya que su explicación duró menos de cinco minutos. Fue suficiente, efectivamente la conducción lo hace todo.
Avisé a Ilex antes de salir y llegó quince minutos después que yo, tiempo suficiente para una sesión de fotos de la Africa Twin. Ya lo sé, no son los colores más atractivos, pero bastante privilegiado me sentía!

Prueba y opinión de la nueva Africa Twin 2015Prueba y opinión de la nueva Africa Twin 2015

Salimos de allí y atravesamos varios pueblos, carreteras reviradas, largas rectas y lluvias tímidas. Podía comprobar las evoluciones de la Africa Twin en distintas carreteras, ahí vi que la entrada en curva no es la mejor, gracias a esa ruedota de 21 pulgadas, pero los frenos y el motor son una delicia. Las rectas me permitían acelerar desde abajo, marchando a poca velocidad la Africa Twin procura siempre llevar marchas muy altas para minimizar el consumo, así que, aunque con un potente par de 98 Nm, a veces le cuesta un poquito salir y da algunos tirones hasta que la velocidad se adecua a la marcha (o al revés), pero pronto aparece ese sonido grave de tractor cabreado y lanza la máquina carretera adelante con toda la fuerza de los 95 CV.

Me entregaron la moto con dos barritas que marcaban la capacidad del depósito de gasolina. No sabía cuánto era eso, qué proporción, pero durante ese primer tramo perdí la primera y empecé a ponerme nervioso, ya que no sabía si era el final del depósito y comienzo de la reserva o el final de la reserva como en la Tiger 800 (las dos últimas barras conforman una reserva que da para unos 30 kilómetros antes de agotarse).
“Es mejor hacer off road con el depósito más vacío que lleno”, bueno, pues adelante, y si me quedo tirado ya te acercas tú a alguna gasolinera!

Prueba y opinión de la nueva Africa Twin 2015

Paramos al pie de una pista ancha a ponernos el chubasquero y guardar las cámaras, parecía que empezaba a llover de verdad, al final continuamos a pelo porque no se decidía. “Ahí en esa curva es donde se cayó Ranex. “Mierda”, que yo quería una vueltecita sencilla, que la máquina es prestada. Vaya, pues la lluvia no ayudó, convertía caminos fáciles en tramos deslizantes y ya os digo yo que estos Dunlop Trailsmart no son para barro.
Subimos, llaneamos, subimos y bajamos. Típica bajada ancha con roderas y grietas gruesas hechas por el agua. Al fondo veo a Ilex dando botes, parece ser que se metió en una de ellas. Me asusté un poco y me concentré en rodar exactamente por donde debía, prueba superada. Más adelante mejor, con la salvedad de los nombrados tramos super deslizantes, en llano pero el peligro va más allá de hacerse daño, es dejar caer una moto prestada (ya, igual no debería haberlo hecho, tarde, chavales).
Llegamos al final del corto tramo y comimos algo ya que los dos estábamos en ayunas (ayunas desde el desayuno, digo).

Prueba y opinión de la nueva Africa Twin 2015Prueba y opinión de la nueva Africa Twin 2015

Después de comer ya íbamos mirando el reloj, había que estar en Loeches a las cuatro y cuarto si quería llegar al concesionario a la hora que me había dicho, así que dale.
Este tramo lo disfruté mucho más, aunque había barro y charcos gordos al menos ya no llovía. Buena visibilidad, cero paseantes y la Africa Twin que me pedía alegría constantemente. Ya que era la visita no podía hacerle el feo de negársela, así que le retorcía la oreja cada vez que podía. Las frenadas eso sí con cuidadito, no tengamos un fin de fiesta negativo.

La prueba de Ilex aunque fue muy corta le dejó con una sonrisa de oreja a oreja, encantado se bajó de la Africa Twin ¡para llevársela a casa!
De charco en charco como niños, Ilex y yo disfrutamos cada uno como si fuera el último día. Antes de comer conducía con todas las ayudas electrónicas, después me hice con el panel y me encargué yo de subir y bajar marchas con las levas de la piña izquierda. Es raro pero te acostumbras fácil. El pie izquierdo, eso sí, inútil total.

¿Qué pasó? que aparte de divertirme jugando con el motor y el sonido, cuando llegamos a una zona muy sensible la moto me la jugó. En el vídeo se ve cómo llego a una zona de barro superficial muy blando, noté inestabilidad y reduje velocidad bajando una marcha primero y otra después. Dita sea, la moto seguía moviéndose de lado a lado como si fuera sobre hielo. Nerviosito me senté y saqué los pies hasta que conseguí pararla. ¿Por qué no me había pasado antes si ya había atravesado otros terrenos de barro similar?
De esto hablaba en el artículo del análisis de la Africa Twin. Hasta ahora la electrónica suplía mis fallos de conducción y no me daba cuenta. Ahora, llevando una moto pesada y manual, la potencia desmedida (sin limitación y sin control de tracción) hacía que la moto reaccionara como una moto debe hacerlo, y eso es en este caso derrapando.
Afortunadamente me di cuenta a tiempo y no pasó más. Volví a dejarme ayudar (si la moto fuera mía me habría “divertido” con ella corriendo el riesgo de caídas suaves, pero no era el caso) y continuamos camino.
El terreno sólo volvió a complicarse al final, con unas bajadas llenas de grietas y piedras que me exigieron concentración y culo atrás. Sólo uno o dos sustos más tarde estábamos llegando de nuevo a la gasolinera de Loeches, eso sí, con la luz de reserva encendida.

Prueba y opinión de la nueva Africa Twin 2015Prueba y opinión de la nueva Africa Twin 2015

Afortunadamente no hubo problema, la gasolina fue justa, allí llené el depósito y le di un buen manguerazo a esa Africa Twin que tanto me había hecho disfrutar.
Despedida con prisa y salir de allí echando mistos. Ahí pude comprobar que merece la pena pagar 1,05€ con una pizca de autopista de peaje y que la pantalla de la Africa Twin, resulta algo escasa cuando vas tarde.

Llegué con diecisiete minutos de retraso a PRO SHOP MADRID. Lejos de llamarme la atención, allí me atendieron con sonrisas. Rellené la encuesta, respondí preguntas y recibí respuestas y ofertas de cómo vender mi actual moto para hacerme con esta nueva Africa Twin 2015. Un caramelito en toda regla.

Autor:

Subir


2 respuestas a “Ruta con la nueva Africa Twin 2015”

  1. Que envidia!! Una de mis candidatas, para un futuro lejano jejejeje. Por ahora hago perrerias con una gesita.
    Si bajo por Madrid me encantaria dar una vuelta con vosotros

    Saludos desde Jaca

    Vsss

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

VidaEnMoto