Cabecera VidaEnMoto

Sevenfifty: Como si fuera otra

Todo el invierno se ha pasado la señora con la cúpula puesta. Compré la Sevenfifty con ella y la amplié con un deflector de esos de Puig con vistas al paseo por los Alpes. Desde entonces lo encuentro tan útil que ni me he planteado quitársela, hasta ayer.
El ensamblaje es un auténtico engorro, barritas, tornillos, tuercas, abrazaderas, todo con el más complicado acceso que puede tener. Así que he hallado la manera más rápida fácil y cómoda de “desnudarla”. Sacando la cúpula por las barritas y dejar los enganches puestos en el manillar y tija. No me molestan estéticamente y es terriblemente práctico.
seven-fifty-como-otra-01



Todo es mental, pero realmente parece que la cúpula alta le confiere a la moto una seriedad, un peso y una solidez perfectas para los viajes largos. Pero que cuando se la quitas vuelve a ser una niña inquieta y juguetona. Parece que el manillar gira más, que tienes más visibilidad y que tú también eres más visible ante el resto.

seven-fifty-como-otra-02

Y con todo esto, parece que ganas unos caballos más, cinco, seis, poca cosa pero lo justo para divertirte mucho en ciudad.
Es como una de esas noches que sales de donde sea hacia casa. Dejas el portal de casa de tu novia, de las clases de idiomas, del curso o ese día que sales más tarde de lo habitual de tu trabajo. Las calles están tranquilas y sientes mayor intimidad en tu relación con tu moto, se estrecha tu lazo, la tienes más cerca.

seven-fifty-como-otra-03

Te vistes con cuidado mientras das tiempo a que ella tome la temperatura en que se sienta cómoda y comienzas tu vuelta a casa.
Te deslizas por las calles como si fluyeras, natural y suave. A veces sientes ese momento cercano a lo idílico, cuasi perfecto, pero perfectamente vanal y habitual. Simplemente te sientes a gusto volviendo a casa y te divierte hacerlo con tu moto.

seven-fifty-como-otra-04
A veces uno se entusiasma y el gas se dispara. No hay problema, pero mantente siempre alerta, no sólo puedes encontrarte a alguien como tú, disfrutando rápido del momento. También a esas horas comparten calle contigo los que llevan copas de más y los taxistas, que conducen como si siempre las llevaran.
seven-fifty-como-otra-05

Tú a lo tuyo, disfruta y siempre alerta. Ya sabes que lo importante siempre es llegar…para volver a salir mañana.

seven-fifty-como-otra-06

Subir


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.